Psicoperspectivas. Individuo y Sociedad, Vol. 17, No. 3 (2018)

Doi: 10.5027/psicoperspectivas-Vol17-Issue3-fulltext-1378
Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande
Valenzuela and Sánchez: Una interpretación lacaniana del trabajo identitario en el Estado emprendedor: El caso de Chile



Analizar las transformaciones que el neoliberalismo introduce en los países latinoamericanos constituye una tarea sumamente compleja, dado que utilizar al neoliberalismo como referente de análisis implica trabajar con un concepto profundamente sobre determinado (Flew, 2014), razón por la cual sus abordajes empíricos están directamente relacionados con la manera en que se asume su funcionamiento en lo social. En este sentido, existen enfoques que lo definen como un tipo de pensamiento económico relativamente coherente y flexible (Mirowski, & Plehwe, 2009); como un régimen político encastrado socialmente en diversas instituciones (Cahill, 2014); como una serie de prácticas político-económicas que enmascaran un proyecto de restauración del poder de la clase dominante (Harvey, 2013); o como un mecanismo de gobierno de las conductas de la población (Foucault, 2016), entre muchas otras. Pero más allá de esta diversidad de posturas, cuando se concibe al neoliberalismo como un modo específico de organización de lo social (Binkley, 2011; Laval, & Dardot, 2013), es posible apreciar una serie características compartidas.

Diversas investigaciones (Foucault, 2016; Rose, 1999) han mostrado cómo el neoliberalismo opera mediante una (re)organización de la sociedad que ha implicado, entre otras cosas, la configuración de la forma-empresa como ideal regulatorio de las instituciones y de la subjetividad. Esto ha derivado en una especial atención a los mecanismos y discursos mediante los cuales se busca organizar a los sujetos bajo el neoliberalismo (Boltanski, & Chiapello, 2002). En el contexto latinoamericano, uno de los campos donde se han analizado de manera más profunda estos procesos ha sido el del trabajo. En efecto, se ha destacado que la heterogeneidad, precariedad y desigualdad del mundo del trabajo en la región, sumado a la incorporación y asimilación de discursos sobre el emprendimiento, han hecho que el proceso de identificación subjetivo adquiera centralidad en los estudios organizacionales (Pulido-Martínez, 2012; Soto, 2012).

Siguiendo lo anterior, el presente trabajo se propone como una contribución a los estudios de la organización neoliberal de la subjetividad en América Latina, particularmente en los servidores públicos. Reconociendo la necesidad de superar ciertas “miradas homogeneizantes” (Soto, 2015) del escenario laboral de la región, y asumiendo que uno de los principales desafíos es el desarrollo de herramientas para el análisis empírico de los procesos neoliberales a nivel local (Stecher, 2015), sostenemos que dichos estudios pueden beneficiarse sustancialmente con la incorporación de elementos del psicoanálisis lacaniano. Específicamente, nuestra propuesta se basa en una profundización de la noción de “trabajo identitario” desarrollada por Driver (2017), que destaca que la identificación discursiva posee una relación bidireccional, vale decir, que así como el discurso organiza subjetividades, del mismo modo los sujetos se encuentran constantemente elaborando identidades imaginarias con dichos recursos discursivos. De esta manera, y tomando la premisa posestructuralista de que estos recursos discursivos están marcados por la imposibilidad de lograr una estabilidad y completitud definitiva (Fardella, et al., 2016; Thomas, & Davies, 2005), el enfoque lacaniano pone el acento en que el trabajo identitario está inevitablemente atravesado por elementos inconscientes y contradictorios, razón por la cual el sujeto se apega apasionadamente a ciertos significantes que le garantizan un mínimo de estabilidad (Stavrakakis, 2008).

Para dar cuenta de lo señalado, en este trabajo se ha optado por centrar la discusión en torno al trabajo identitario de los sujetos al interior del Estado. La justificación de ello radica en que el Estado constituye no sólo una de las principales instituciones de la organización neoliberal (Foucault, 2016), sino que en su propio funcionamiento se pueden apreciar las tensiones inherentes de los procesos (identitarios) de neoliberalización. Asumiendo que las lógicas del New Public Management (NPM) constituyen una de sus principales expresiones (Du Gay, 1996), las cuales se instalaron tempranamente y de manera radical en Chile (Fardella, et al., 2016), lo que se busca mostrar es cómo el trabajo identitario está atravesado por dinámicas inconscientes, tensiones y conflictos subjetivos derivados de la necesaria, y sin embargo imposible, incorporación de lo que hemos denominado como “comando emprendedor” en el campo burocrático.

El “retorno del Estado” en América Latina: Comando emprendedor y forma-empresa

Mientras la crisis financiera de 2008 forzaba a los investigadores europeos a complejizar ciertas visiones monolíticas del neoliberalismo (Cahill, 2014; Springer, 2015), algunos años antes en América Latina el debate comenzaba a articularse en torno a la categoría de “posneoliberalismo”. Bajo ella se ha intentado conceptualizar cómo las transformaciones políticas, sociales y económicas acontecidas en la región desde comienzos del 2000 han constituido un punto de inflexión para el neoliberalismo (Grugel, & Riggirozzi, 2012; Macdonald, & Ruckert, 2009). Considerando esto, en esta sección problematizaremos brevemente la presunta superación del neoliberalismo, haciendo especial énfasis en la figura del Estado-emprendedor.

En las últimas décadas, distintos gobiernos de la región han impulsado un denominado “giro progresista” marcado por un “retorno del Estado” (Grugel, & Riggirozzi, 2012), tanto en lo político como en lo económico. Con ello se ha enfatizado la necesidad de formar un nuevo pacto social que reconozca derechos sociales y nuevas formas de ciudadanía, sin por ello perder el foco del crecimiento. No obstante, la invocación del posneoliberalismo en el contexto latinoamericano no implica afirmar que se haya alcanzado un modelo de desarrollo completamente distinto al neoliberalismo (Grugel, & Riggirozzi, 2012; Macdonald, & Ruckert, 2009). Si seguimos a Macdonald y Ruckert (2009), con el término “posneoliberalismo” se hace referencia a un conjunto heterogéneo de medidas políticas progresistas que emergen desde las propias contradicciones del modelo neoliberal, lo que lo convierte en una categoría que busca más bien señalar las discontinuidades en la propia continuidad del neoliberalismo. Con esto se reconoce que, al tiempo que se utiliza el Estado para corregir ciertas desigualdades socioeconómicas mediante la garantía de derechos sociales, también se mantienen y profundizan ciertas identidades y rasgos neoliberales, especialmente la activación y el fortalecimiento de las habilidades emprendedoras de los sujetos.

A pesar de que se han elaborado argumentos para cuestionar la utilidad analítica del concepto “posneoliberalismo” (Springer, 2015), uno de los mayores aportes de este campo de estudio es la importancia que se le ha asignado al análisis de la relación entre el Estado y el mercado. La idea de que el retorno del Estado en buena parte de los países del continente trajo consigo una revisión del “pacto social” entre Estado-mercado-sociedad (Grugel, & Riggirozzi, 2012), implica que la pregunta por los efectos del neoliberalismo en la región debe considerar sus formas de organización de lo social y, por extensión, sus mecanismos de producción de subjetividades.

Esto se debe a que, ante la evidencia de que el neoliberalismo nunca ha prescindido del Estado sino que lo ha utilizado de las más diversas maneras en el continente (Grugel, & Riggirozzi, 2012), la discusión en términos cuantitativos -más o menos autoridad gubernamental del Estado, más o menos mercado- cede lugar a una discusión en términos cualitativos -qué tipo de relación entre Estado y mercado-, lo que centra el análisis en los distintos tipos de “gobernanza” público-privada que promueve el neoliberalismo (Navarrete, 2010). Tal como han propuesto críticamente Foucault y sus seguidores (Foucault, 2016; Rose, 1999), la idea de gobernanza en un marco neoliberal se convierte en un problema de “gubernamentalidad”: una dinámica de “mentalidades de gobierno” en la que el Estado difunde y dispersa su agencia, transfiriéndola y/o creándola en la construcción de la noción de sí de las organizaciones y especialmente de los individuos, de acuerdo a la forma-empresa. Así, en este marco donde se busca hacer de la forma-empresa “el poder informante de la sociedad” (Foucault, 2016, p. 186), la subjetividad se vuelve tanto el objetivo como el resorte fundamental del gobernar, en relación a un nuevo Estado neoliberal.

Siguiendo a Foucault (2016), la gobernanza neoliberal se trata entonces de una “conducta de la conducta (empresarial)”. En este contexto, el Estado pasa a ser un dispositivo general para la evaluación y gestión de las conductas desde una lectura predominantemente económica. Por un lado, su agencia se materializa como un “efecto móvil” de la forma-empresa que hace inteligible subjetividades gobernantes y auto-gobernantes, para sí mismas y para otros (Binkley, 2011). Por otro lado, su influencia se aprecia en la emergencia de modos particulares de organización de lo social, especialmente a nivel cotidiano o microsocial, en los que el imperativo empresarial se materializa como un insidioso “comando emprendedor” en la intimidad del sujeto, afectando su identificación con formas de actuar acordes a principios neoliberales (Binkley, 2011; Laval, & Dardot, 2013).

A pesar de que este diagnóstico puede apreciarse en buena parte de los países latinoamericanos, el caso chileno es probablemente el ejemplo más acabado en cuanto a la extensión de la forma-empresa y el comando emprendedor. Esto se debe, entre otros factores, a más de cuatro décadas de hegemonía neoliberal, donde los empresarios han ocupado -al menos en el discurso oficial- un lugar privilegiado en la modernización capitalista chilena (Larraín, 2014); donde el emprendimiento ha sido posicionado como el principal mecanismo para alcanzar el desarrollo nacional (Muñoz, 2007); y donde la forma empresa fue rápidamente asimilada en el funcionamiento del Estado gracias a una larga tradición tecnocrática (Silva, 2010).

En base a lo anterior, incluso aceptando que el “retorno” del Estado en América Latina ha introducido discontinuidades que justifican hablar de posneoliberalismo, fenómenos como el NPM, que se instaló con gran fuerza y anticipación en el caso chileno (Fardella, et al., 2016), muestran la continuidad y profundización de la forma-empresa a nivel estatal. Ahora bien, una comprensión más acabada de este fenómeno requiere de un enfoque contextualizado, que permita analizar cómo opera concretamente su hegemonía en el campo gubernamental mediante la configuración de un comando emprendedor en el trabajo identitario de servidores públicos. Esto es lo que se desarrollará a continuación.

La identificación de servidores públicos en el contexto del Estado-emprendedor: Dispositivos y emociones

Hasta la fecha, el problema de la identidad en relación a las dramáticas transformaciones en la organización del Estado según la lógica de la “posburocracia” flexible y empresarial (Burchell, 1993), ha sido abordado en sus condiciones y efectos desde diversas perspectivas. La construcción de la identidad ha sido conceptualizada, a grandes rasgos, como un proceso de hacer sentido (sensemaking) a nivel discursivo-narrativo (Reissner, 2017). En ello se ha asumido al discurso del NMP como un proyecto dirigido a instaurar una noción de sí en los servidores públicos capaz de sostener un alto rendimiento individual dentro de una cultura neoliberal de la competición y la rendición de cuentas, y de orientar la implementación de un nuevo ethos burocrático y un nuevo sentido de misión en el sector público (Brereton, & Temple, 1999; Du Gay, 1996).

Como parte de estos esfuerzos, resulta interesante notar cómo se ha insistido en el hecho de que la transformación “posburocrática” de la identidad no ha sido absoluta. Por el contrario, diversos análisis han revelado la construcción de identidades híbridas, en las que valores y disposiciones éticas empresariales se entremezclan, de forma parasítica (Rhodes, & Milani, 2010), con elementos de la antigua burocracia weberiana, inevitablemente arraigados a formas tradicionales de organización del Estado (Rondeaux, 2006). En este sentido, la identificación de los servidores públicos con un “self emprendedor” en constante mejoramiento de sí mismo ha sido asumida, ambiguamente, como un proceso que puede tanto horadar al, como insistir en, el orden burocrático (Du Gay, 1996; Fardella et al., 2016). Considerando estos elementos, es posible identificar dos grandes líneas de análisis del proceso de identificación (pos)burocrático.

Por una parte, autores como Thomas, & Davies (2005) y Fardella, & Sisto (2013), en línea con el pensamiento de Foucault, han analizado las narrativas de servidores públicos en términos de la dinámica de negociación y construcción identitaria que establecen a nivel local en torno al discurso del NPM en tanto dispositivo de poder y red de significados. Así, se ha buscado dar cuenta, en primer término, de la interpelación que ejercen las racionalidades laborales cotidianas desplegadas para justificar una noción de sí empresarial; y, en segundo término, de los espacios y momentos de resistencia, en los cuales la soltura alrededor de los significados posburocráticos impuestos es aprovechada para inscribir posiciones subjetivas divergentes dentro de un campo de poder.

Por otra parte, autores como de Oliveira y da Costa (2014), y Acuña y Sanfuentes (2016), en línea con aproximaciones psicoanalíticas posfreudianas y kleinianas, han puesto el foco en los procesos emocionales que mediatizan la identificación. Estos estudios han analizado las formas en que la subjetividad de los servidores públicos llega a posicionar su práctica en relación a objetos clave en el discurso posburocrático, como parte de una respuesta ante las ansiedades inconscientes provocadas por la diseminación de la forma-empresa en el campo estatal. De este modo, en vista de lo forzoso de sus respuestas identificatorias en relación a lo emocional, el servidor público es visto como un sujeto productivo (y creativo), dispuesto a apropiarse de facetas narrativas para solucionar los conflictos, ambivalencias y ambigüedades suscitadas durante el esfuerzo de hacer sentido, a nivel organizacional, del nuevo Estado-emprendedor.

Sin embargo, creemos que una comprensión acabada del trabajo identitario en el sector público no puede lograrse sin considerar la manera en que el sujeto-servidor-público construye un sentido propio y cotidiano durante su esfuerzo de (re)organizar la forma-empresa en el orden burocrático. En este sentido, resulta necesario ir más allá del análisis del posicionamiento subjetivo dentro de un determinado orden discursivo, ya sea en términos narrativos o emocionales, para dar cuenta de las formas en que cada sujeto llega a hallarse a sí mismo y a apegarse, en sus propios términos, a tales procesos de subjetivación. Ello implica interpretar no sólo el proceso a través del cual el Estado-emprendedor intenta interpelar al sujeto-servidor-público, sino también aquel en que se forja un deseo genuino en el sujeto por conquistar y asegurar un saber-hacer discursivo y un sentido de individualidad propio. Así, el desafío es abrir y explorar las implicancias de la siguiente pregunta: ¿Qué discursos y prácticas específicas llevan a los servidores públicos a insistir en las lógicas del Estado-emprendedor?

Una lectura lacaniana

En este artículo, proponemos que una aproximación a la identificación organizacional desde el psicoanálisis lacaniano es capaz de ofrecer respuestas a esta pregunta. Basado en una concepción socio-simbólica y no psico-biológica del inconsciente, la conceptualización de Lacan permite comprender la identificación como un “trabajo” propiamente tal, a través del cual el sujeto defiende, sin saberlo conscientemente pero con los medios del lenguaje cotidiano del lugar de trabajo, su posibilidad de narrar la experiencia frente a la relativa inconsistencia o hibridez de los discursos en los que habita, en este caso, de índole posburocrática (Hoedemaekers, 2010; Driver, 2017).

La lectura lacaniana de la identidad, a diferencia de los enfoques gubernamentales o posfreudianos como los señalados, se enfoca no sólo en el plano narrativo y del hacer sentido, sino además en un plano puramente simbólico (lingüístico), en términos de la interconexión entre piezas discursivas clave, denominadas “significantes” por Lacan (2015), que condicionan la posibilidad misma de inteligir y narrar conscientemente la experiencia del sujeto. Siguiendo a Vighi y Feldner (2007), aquí el foco se sitúa ya no en la identificación propiamente tal sino en una constante “identificación con la identificación”, vale decir, en la producción de marcas y coherencias discursivas que sostienen el proceso afectivo que moviliza la búsqueda de una identidad coherente y legítima (Cederström, & Spicer, 2014), particularmente dentro de un contexto de administración pública (Hoedemaekers, 2010). Por tanto, desde la teoría lacaniana el “trabajo identitario” es considerado no sólo como el resultado narrativo y emocional de un orden subjetivante, sino más profundamente como el “motor” de la subjetivación misma, lo que permite avanzar en una comprensión del arraigo psíquico, cultural y material de la administración neoliberal sobre lo que Lacan (2009c) definió como el “sujeto dividido por el significante”.

Asumiendo que la extensión y profundidad de la enseñanza lacaniana requiere necesariamente de una selección, en este trabajo hemos optado por concentrarnos en el carácter simbólico y alienante del inconsciente, en el hecho de que éste se manifieste en el plano de la enunciación donde, como sostiene Lacan (2015, p. 34), el sujeto “se pierde tanto como se vuelve a encontrar”. Con esto aludimos a que el sujeto se enfrenta constantemente a la necesidad de utilizar el lenguaje para elaborar las causas de algo que, en el propio ejercicio de hablar, lo sobrepasa y lo excede, evidenciando los espacios donde emerge lo inconsciente. De ahí que nuestra revisión de la conceptualización lacaniana del trabajo identitario considere, en primer lugar, la noción de “registro imaginario”, relacionada a su vez con la función del “yo ideal”. El concepto freudiano de “yo ideal” puede ser comprendido como un proceso psíquico que provee un punto de referencia clave para la construcción de la identidad, en la medida en que le hace disponible inconscientemente al sujeto un imaginario verosímil sobre los rasgos moralmente valorados de su personalidad, en comparación al cual éste puede narrar y orientar su conducta. La función del ideal refiere a un proceso defensivo que emergería en directa respuesta a las ansiedades edípicas frente a la eficacia de la autoridad a nivel familiar u organizacional, tal como ha sido registrada en la cultura (Freud, 2013). A pesar de que ciertas aproximaciones ven en esto un proceso patológico, Lacan propone que la función del ideal no representa una desviación forzosa de la identificación con una “realidad” objetiva y positiva; por el contrario, sostiene que el ideal es inherente a la construcción de toda “realidad” en el plano intersubjetivo (Lacan, 2009a).

En este sentido, la eficacia de lo imaginario a nivel inconsciente implica entonces el advenimiento de la identificación misma -la “identificación con la identificación”-, de un modo siempre presuroso, en tanto el sujeto, “fragmentado” en múltiples rasgos simbólicos y afectivos, llega a desear para sí la seguridad de un plano altamente organizado y coordinado, aunque siempre ilusorio y pasajero (Driver, 2017). La identificación sólo se hace posible en la medida en que el sujeto previamente se haga parte en la construcción de una alienación en lo imaginario; esto es, que surja en él un deseo inconsciente de “arrojarse” a un proceso recurrente de reconocimiento de su ser inmaduro e incompleto en el plano forzosamente unitario que le ofrece la imagen del “otro” en relación al cual se verifica una perfecta coordinación “especular” (Lacan, 2009a), en este caso, en el contexto de la administración del Estado-emprendedor. La alienación, en este sentido, conlleva también un efecto paranoico para el sujeto, al quedar presa su identidad de la acción evidenciable del “otro” y de las intenciones que se le pueden atribuir a este último en el mutuo reconocimiento.

La lectura lacaniana de las condiciones subjetivas del trabajo identitario requiere, en segundo lugar, considerar el modo en que el proceso de alienación en lo imaginario toma lugar dentro de la red discursiva del Estado-emprendedor, entendida como un orden simbólico. Ello implica re-examinar los aspectos ilustrados anteriormente, apreciando esencialmente cómo el deseo que moviliza el trabajo identitario requiere no sólo de un reconocimiento y re-reconocimiento de la imagen ofrecida en el plano de la inter-subjetividad recíproca y cotidiana por un “otro” organizacional, sino además de la insistencia en la narración del sujeto en la enunciación de ciertos significantes clave en los discursos que comandan la reforma pos burocrática.

La articulación de tales significantes llega a configurar la función de lo que Lacan (2015) denominó el “Otro”, y que asimiló a una suerte de “código simbólico” base para la reproducción del orden social: una cadena o red de significantes, socialmente compartidos y culturalmente significativos, que se incluyen forzosamente en el discurso identitario cotidiano con el que el sujeto invoca y da cuenta de su sí mismo y su experiencia de servicio público. Más allá del rol imaginario del “otro” con el que se interactúa, el “Otro” representa para el sujeto un sitio de anclaje inconsciente a través del cual logra sostener coherentemente el sentido de la enunciación que despliega para reconocerse imaginariamente en relación al otro organizacional (Stavrakakis, 2008). Tal coherencia, no obstante, no puede ser sino efímera, en vista de la incapacidad de cualquier significante para estabilizar y saturar los significados que convoca y anuda en el juego vivo de la discursividad. Así, se especifica la función subjetiva del Otro: la de mantener el deseo de “hacer sentido” en movimiento, nunca colmado y aun así en permanente contacto con la “realidad” imaginaria.

En este sentido, para Lacan (2009a), resulta crucial de distinguir la función de un “ideal del yo” frente al “yo ideal”, entendiendo la primera como una premisa simbólica respecto a la estructura del discurso, en la que se asume que la discursividad misma requiere una garantía, efímera, sobre la capacidad de hacer sentido en la construcción y reconstrucción de la identidad. Tal garantía no se comprende en el sentido foucaultiano o kleiniano, respectivamente, como regímenes “externos” o “profundamente internos” que determinan la realidad de los objetos y símbolos de la identificación. Más bien, ésta se entiende en términos cotidianos y “superficiales”, como la estructura del gesto mismo de producción discursiva, indexada en la consistencia narrativa e intensidad afectiva con que el sujeto insiste, fallidamente, en la densidad de significado de ciertos significantes (Cederström, & Spicer, 2014). De este modo, complementando el registro imaginario, fundado en la alienación, Lacan encuentra en el registro simbólico un nudo paradójico que marca la división del sujeto en y por el discurso organizacional.

Método

Para dar cuenta del trabajo identitario desarrollado por servidores públicos chilenos, en este artículo se trabajó sobre la base de dos investigaciones llevadas a cabo en servicios públicos chilenos: la Agencia de la Calidad de la Educación y la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO), cuyos trabajos de campo se efectuaron entre agosto-septiembre de 2013 y julio-agosto de 2017, respectivamente. En total, constituyen 28 entrevistas semi-estructuradas a servidores públicos, las que indagan en el proceso mediante el cual los sujetos se ven permanentemente impulsados a hacer suyos ciertos significantes clave del NPM.

Por economía de espacio se ha optado aquí por presentar los hallazgos sobre la base de una sub-muestra que comprende a cinco sujetos que han ocupado el cargo de Gerentes de Emprendimiento de la CORFO desde la creación de dicha Gerencia en 2009 hasta la actualidad.1 Además del criterio espacial, esta decisión se justifica por lo significativo de los datos, dado que ellos son los encargados de planificar y desarrollar las políticas más relevantes en materia de emprendimiento a nivel nacional desde una institución estatal, lo que hace que se encuentren en una posición privilegiada para dar cuenta de las tensiones y contradicciones en el proceso de “hacer con” el discurso posburocrático.

En este sentido, la investigación se basa en un enfoque cualitativo interpretativo que asume como premisa ontológica el pos fundacionalismo (Cederström, & Spicer, 2014), vale decir, se entiende a lo social como un campo que carece de un centro objetivo, lo que implica que todo sentido se encuentra, en última instancia, sostenido por relaciones discursivas precarias e inestables que buscan obturar esta falta (Marttila, 2015). Es así como un elemento clave dentro de esta investigación yace en el deseo de los sujetos-servidores-públicos por sostener imaginariamente un efecto de completitud del discurso del emprendimiento, lo que los lleva a asumir la responsabilidad de, por un lado, interpretar los amplios y vagos sentidos de la política pública; y, por otro, traducir estos sentidos en un trabajo burocrático que los implica en tanto que sujetos. Así, se busca relevar que los servidores públicos no sólo son “interpelados” por el discurso del NPM bajo la figura de las políticas del emprendimiento, sino que, en este mismo ejercicio, los sujetos ponen en juego su deseo para sostener al Otro estatal al “hacer suyos” ciertos significantes con los que narran su experiencia.

Lo anterior permite justificar el enfoque cualitativo interpretativo y el uso de las entrevistas semi-estructuradas. En esta investigación el carácter “interpretativo” del análisis debe asumirse en un sentido psicoanalítico fuerte, vale decir, en tanto que paralelo al registro consciente u oficial de la experiencia de los sujetos existe un registro inconsciente que perturba y agujerea dicha oficialidad, impidiendo la estabilización de los sentidos instituidos intersubjetivamente (Lapping, 2011). Siguiendo a Žižek (2011), se asume entonces que el encuentro con el inconsciente es el encuentro con la inconsistencia del discurso, con el hecho de que cuando el sujeto habla y elabora su razonamiento sobre las causas de algo, inevitablemente “emite señales de las que él mismo no tiene conciencia, de que realiza actos cuyo verdadero contenido libidinal le es inaccesible” (Žižek, 2011, p. 305). Es así como la interpretación de los datos apuntó a relevar aquellos momentos en que los sujetos-servidores-públicos tropiezan y resbalan dentro de sus narrativas oficiales, diciendo más de lo que quieren decir al ejercitar un “hacer” con el discurso de la forma-empresa que los lleva a vincularse en un incesante trabajo identitario.

Resultados

Lo imaginario y lo simbólico del trabajo identitario en el Estado-emprendedor

La experiencia de los servidores públicos encargados de organizar la burocracia estatal en pos del emprendimiento en Chile, permite ilustrar de manera esquemática las instancias y procesos a través de los cuales el registro de lo imaginario se vuelve significativo para el sujeto a través de su invocación y uso de la red discursiva de manera cotidiana. Al mismo tiempo, volviendo a la discusión sociológica y organizacional sobre el rol del Estado en el (pos)neoliberalismo, estas experiencias subjetivas permiten comprender el rol concreto que lo imaginario cumple en la producción de un orden híbrido entre lo burocrático y lo posburocrático, y en el trabajo identitario que lo legitima y sostiene.

En primer lugar, los datos permiten perfilar los términos altamente idealizados de ciertas representaciones que orientan inconscientemente la identificación con el emprendimiento: se trata en este sentido de “imágenes” que dan a ver rasgos comunes y reconocibles. Un ejemplo puede ser hallado en las siguientes caracterizaciones de gerentes públicos sobre los desafíos que enfrentan las contrapartes que deben apoyar:

‘Los emprendedores que triunfan, en general tienen esa mentalidad de tratar de ir viendo y rompiendo el próximo desafío mientras van creciendo. Es como decir que: ‘pucha, un gallo2 con ponchera,3 ¿puede ser futbolista profesional?’. En general los gallos tienen calugas’4 (Gerente D)

‘Si yo pudiese hacer en gran escala, formar en gran escala, en los colegios, etc., destrezas, habilidades emprendedoras, tendría personas que son mucho más ejecutivas y activas en hacer cosas concretas [...], la gente de Estados Unidos es completamente centrada en la acción, centrada a la acción [...]. Y tú tienes miles de organizaciones de distintos tipos que hacen mil cuestiones distintas, o sea, y siempre hay gente haciendo cosas’ (Gerente E)

‘O sea, si dependes visualmente de la gráfica del gobierno entonces ¿qué tan independiente puede llegar a ser, cachai?5 [...], se trata de distanciarse un poco y tratar de estirar la cuerda, ¿cachai?, lo más posible [...], no regirnos tanto por el manual sino ser más propositivos, ¿cachai?, y poder escaparnos más con los tarros [...] ponerle un poco más de cariño a la cuestión para hacer que la gente tenga un sello propio’ (Gerente B)

Estas citas permiten apreciar cómo las convicciones firmes de los servidores públicos sobre los objetivos e implementación de su labor descansan en la localización consciente de rasgos visibles en la apariencia y conducta de otras personas, con los que el sujeto, a su vez, se identifica inconscientemente. En estos testimonios, el sujeto-servidor-público se muestra dedicado a narrar la importancia de la “ausencia de grasa”, el movimiento incesante y la autonomía creativa, respectivamente, dando cuenta de una figura con rasgos estereotípicos que destaca, en general, por su disposición empresarial posburocrática a invertir constantemente en la mejora de sí. Esto, al mismo tiempo que se afirma, paradójicamente, la necesidad de invertir en la utilización astuta de los medios burocráticos del Estado. Tal tensión revela un proceso inconsciente de identificación con un ideal externo, que cubre la “fragmentación” o fracaso interno, en este caso de la “antigua y lenta” burocracia, con la ilusión de una figura completa a la cual el sujeto cree asemejarse.

En segundo lugar, es posible apreciar el modo en que lo imaginario, como una matriz subjetiva “especular”, depende de un deseo del sujeto de ser reconocido activamente por sus contrapartes, y de la constante instanciación de un reconocimiento de sí mismo como un reflejo de lo que ellos aparentan ser. Un ejemplo de ello puede hallarse en la visión de un gerente público sobre las técnicas concretas de fomento al emprendimiento que resultan más efectivas:

‘[…] lo primero que hicimos […] fue algo que puede sonar bien siútico, estrafalario, no sé, ponle el adjetivo que quieras, hasta medio chulo: acercar la CORFO a las personas (sonríe). ¡Un eslogan, un eslogan eso, es un eslogan la hueá!6 Pero la verdad es que cuando tú estai haciendo este trabajo, tú realmente lo crees, lo piensas y lo ejecutas de esa manera, y eso se hacía de varias maneras: mucho trabajo en terreno, territorial, ir a visitar a la gente [...], enseñando emprendimiento, yo di charlas en todo Chile sobre innovación y emprendimiento’ (Gerente A)

Aspectos centrales de lo imaginario destacan en esta cita. Primero, se revela cómo las propuestas del servidor público se movilizan mediante una demanda de reconocimiento, inmediatamente en la situación de entrevista, a través del constante uso de la segunda persona singular (“tú”) para hablar de la experiencia propia y, de modo general, a través de la exposición ante los demás (“visitar y enseñar en todo Chile”). Segundo, se revela que el servidor público valora su esfuerzo laboral y la organización del Estado de manera muy específica, en términos de una imagen altamente reconocible, cuyo uso es más común precisamente en los esfuerzos de marketing de los emprendedores que se intenta apoyar: el “eslogan”. Aquí, entonces, es posible interpretar cómo las convicciones más fuertes y propias del sujeto-servidor-público, su deseo de identificarse con la gestión pública, requieren de lo que Lacan (2009a) llamaba alienación, en la que el yo es siempre el “otro” de un “espejo”, en este caso, a través de la búsqueda del reconocimiento y la acción coordinada en la interacción personal con los demás. Así, el Estado-emprendedor es reproducido por el sujeto como un ente que apuesta a cautivar a sus contrapartes con imágenes familiares y simples, por sobre la construcción de contenidos, y que implementa sus grandes objetivos en términos lo más cercanos posibles y en comunicación directa e informal con sus beneficiarios, tal como lo planteó otro gerente público:

‘[…] éste ha sido un trabajo desde la mirada, no sólo de Gobierno, sino que también personal [...], si me ves dando una charla voy a usar esas palabras: ‘oiga usted trate de ir hacia ese mundo más innovador y no se quede sólo con su pequeña empresa’ (Gerente D)

Es importante, además, señalar cómo el deseo de reconocimiento que moviliza la identificación conlleva, según Lacan, un efecto de paranoia en la experiencia del sujeto. Esto se relaciona con el hecho de que la producción de un saber sobre el sí mismo se lleva a cabo en base a la figura de un otro especular que debe, necesariamente, reflejar y reconocer al sujeto todo el tiempo, más allá de su capacidad de justificar tal relación imaginaria. La paranoia, para Lacan (2009b), opera en este sentido como una marca sintomática de la fuerza de la convicción identitaria, que revela la alienación inconsciente del sujeto. Esto es lo que el siguiente testimonio de entrevista demuestra, al presentar una tensión entre la celebración de la conveniencia y efectividad de un programa de apoyo al emprendimiento y la ansiedad paranoide respecto a cómo los beneficiarios llegan a subvalorar o malgastar tales esfuerzos:

‘Pusimos mucho foco en los procesos, armamos un programa que permitía identificar tempranamente la demanda de apoyo de emprendedores mediante un taller […]. El susto que teníamos era si nosotros abríamos la puerta nos iban a llegar miles de propuestas y no íbamos a tener capacidad operacional, entonces tratamos de inventar filtros que no mataran las ganas pero que permitieran revelar si la intención era genuina o no, si era profunda la convicción o no’ (Gerente C)

Es posible apreciar cómo el registro imaginario de la subjetividad descansa en la figuración narrativa de una idea de unidad, completitud y coordinación entre partes o procesos. Ella permite a la identidad adquirir una solidez no sólo en términos de rasgos definitorios, sino además en términos de un dominio de la conexión consistente entre tales elementos y, más generalmente, en términos de la configuración de un sentido de misión altamente abarcativo. El siguiente testimonio de un gerente público permite ilustrar esta función y apreciar su conexión con las otras anteriormente mencionadas:

‘Yo estaba de gerente ahí, y se crea el Año del Emprendimiento y todas las martingalas que tienen más que ver con la comunicación, pero tú quieres dar una señal […], no es que tú logres grandes cosas en un año, en políticas públicas nada; tiene más que ver con una intencionalidad de señalar, en la agenda pública, que el emprendimiento o la innovación son relevantes para una administración, y presentarla de manera muy distinta a la población, a la sociedad, y de involucrar como un paraguas a las otras áreas del Gobierno en esos temas. Entonces, ¿cómo involucras a Medio Ambiente en emprendimiento?, ¿cómo involucras a Salud en emprendimiento?’ (Gerente C)

Al enfatizar y relacionar las nociones de “población”, “sociedad”, “administración”, “ministerios” y “paraguas” con el ideal del emprendimiento, el relato de este gerente público da cuenta del modo en que el sujeto-servidor-público apela a la unidad ilusoria de lo imaginario para sostener su identidad. Su testimonio lleva a concluir que el Estado-emprendedor se sostiene, paradójicamente, en un juego de apariencias y reconocimientos (“las martingalas de la comunicación”), dependiente de la articulación flexible y creativa entre áreas del sector público, que al mismo tiempo se afirma como una coordinación efectiva y confiable de la burocracia, en la que el sujeto confía. Así, tal como lo plantea el gerente citado, el sujeto-servidor-público emerge, nuevamente en segunda persona singular, como aquel cuya misión es buscar el fomento del emprendimiento en lo público a través de “dar una señal” que contribuya, de forma progresiva, a la implementación de una política pública en nombre del Estado. Se aprecia entonces cómo la pretensión constante del sujeto de alcanzar los términos adecuados para hacer posible el emprendimiento, a nivel consciente, requieren de un también constante deseo a nivel inconsciente, de asemejarse a la figura proyectada del emprendedor de forma íntegra y coherente, y a su constante interpelación como un otro significativo. Se trata de un deseo surgido en el punto de alienación del sujeto con la imagen y, por tanto, forjador de un trabajo incesante de identificación en pos del encuentro cierto, pero ulteriormente fallido, con el otro especular en la organización del lazo social.

Finalmente, la función del Otro simbólico, suposición forzosa de un orden social en el ejercicio discursivo, puede ser apreciada al revisitar las citas anteriormente presentadas, específicamente en el énfasis dado a ciertos significantes que parecen estabilizar y garantizar la sensatez y plausibilidad de la implementación del Estado-emprendedor (Driver, 2017). Ello incluye la invocación de nociones idiosincráticas como “eslogan”, “paraguas”, “delgadez”, “movimiento”, entre otras, pero de modo más general, las significaciones que llevan a perfilar lo imaginario como algo representable y valorable en la narración de los servidores públicos. No obstante, retomando la discusión inicial sobre la naturaleza híbrida de la identidad entre lo burocrático y lo posburocrático, el registro lacaniano de lo simbólico puede ser apreciado de modo aún más general en la insistencia de significantes altamente ambiguos, que promueven la superación “emprendedora” de la burocracia, paradójicamente, mediante la invocación de objetos y valores propios de esta última. La división del sujeto que emerge de estas brechas constitutivas del registro simbólico puede ser apreciada con claridad en este último testimonio, en relación a las ideas de “custodiar” el hacer política pública y de la organización de una “institucionalidad”:

‘Dentro del Consejo, donde se aprueban los programas de fomento, yo me presentaba y les decía: ‘señores, aquí esto hay que verlo en forma empresarial’, y eso tuvo mucho apoyo del lado de ellos. Entonces, yo te diría que fue la estructura de la organización, de cómo se organizó el tema del apoyo al emprendimiento, lo que facilitó esto; no fue una estructura política sino que fue más bien una estructura mixta, público-privada, y, por lo tanto, la institucionalidad facilitó que esto ocurriera […], no tiene que ver con voluntad de las personas [...], la institucionalidad funcionaba y, por lo tanto, las decisiones se podían tomar y estaban respaldadas por la institucionalidad.’ (Gerente E)

Discusión

Como hemos sostenido a lo largo de este trabajo, desde una perspectiva lacaniana el análisis de los efectos producidos por la introducción de la forma-empresa en tanto que mecanismo hegemónico de organización de lo social, implica poner el acento en el trabajo identitario de los sujetos (Driver, 2017). Con ello se busca relevar el hecho de que paralelamente a los esfuerzos por identificar los modos y los lugares desde los cuales los sujetos son interpelados por el discurso de la forma-empresa, es necesario prestar atención a cómo los sujetos se ven arrastrados a un permanente apego con ciertos significantes del discurso, mediante los cuales intentan narrar una experiencia estable que está destinada a trastabillar -en tanto que debe fabricarse con recursos simbólicos que nunca “encajan”- pero que, paradójicamente, no pueden dejar de intentar.

Recurriendo a los registros de lo imaginario y lo simbólico en Lacan, así como a sus categorías derivadas de yo ideal e ideal del yo, hemos intentado mostrar cómo es posible identificar esta paradoja en las narraciones de servidores públicos chilenos, precisamente cuando intentan ser lo más fieles posibles al comando emprendedor y la forma-empresa. De esta manera, un primer aporte de esta investigación radica en evidenciar que la hibridez que transmite la pretensión de usar la burocracia para lograr fines posburocráticos emerge como metáfora del proceso subjetivo mismo: la propia incompletitud del discurso posburocrático, antes que ser un impedimento para la identidad del sujeto-servidor-público, opera precisamente como la condición de posibilidad para un trabajo identitario que no cesa de (re)hacerse. Esto quiere decir que es dentro de la inconsistencia del discurso NPM, en su forma posburocrática, donde los sujetos analizados deben encontrar recursos simbólicos para narrar su experiencia y apelar a una identidad unificada.

Un segundo aporte radica en el énfasis puesto en las consecuencias subjetivas que impone la forma-empresa a través del comando emprendedor, vale decir, del imperativo creciente que acecha al sujeto-servidor-público de ser siempre un mejor empresario de sí mismo, en el contexto del “retorno” del Estado postulado por la corriente del posneoliberalismo. En este sentido, podríamos señalar que más allá de ciertas discontinuidades en la trayectoria neoliberal en la región -asumiendo que existe algo así como una trayectoria continua-, la pregnancia que posee el discurso de la forma-empresa en el campo burocrático hace necesario continuar analizando cómo los sujetos, en su trabajo cotidiano, sostienen la inconsistencia del discurso de la forma-empresa y mantienen -aunque sea de manera involuntaria- la vigencia de su trayectoria.

Finalmente, el principal aporte de esta investigación ha sido poner de relieve las posibilidades que abre el enfoque lacaniano a la interpretación de los procesos de organización neoliberal de la subjetividad. Tanto en América Latina en general, como en Chile en particular, dichos procesos han sido leídos generalmente desde el plano de la subjetivación/sujeción, vale decir, desde la capacidad interpeladora que ha adquirido la forma-empresa en la actualidad. Ahora bien, como advierte Jorge Alemán (2016), este interés por la “subjetividad”, en tanto que expresión de ciertas relaciones históricas constituidas por diversas formas de poder, ha tendido a soslayar la dimensión estructural de la constitución del “sujeto”: su división por el lenguaje. Recurriendo a conceptos lacanianos, creemos que es posible prestar atención al plano del sujeto, esto es, no sólo a la identificación, sino que fundamentalmente, a la “identificación con la identificación” (Vighi, & Feldner, 2007), al incesante trabajo identitario del sujeto por hacerse a sí mismo a través de un “hacer” con el hegemónico, e irremediablemente inconsistente, discurso de la forma-empresa. Si bien somos conscientes de que en este trabajo hemos dejado fuera importantes conceptos de la enseñanza lacaniana -“goce”, “discurso(s)”, “lo Real”, por nombrar sólo algunos-, creemos que ello puede ser un impulso para movilizar el deseo de abrir un enfoque prácticamente inexplorado en el campo de los estudios organizacionales de la región.

Referencias

1 

Acuña, E., & Sanfuentes, M. (2016). Ambiguity in the identity transformation of public health organizations. Revista de Administração de Empresas, 56(3), 330-341. http://dx.doi.org/10.1590/S0034-759020160306

E. Acuña M. Sanfuentes 2016Ambiguity in the identity transformation of public health organizationsRevista de Administração de Empresas563330341 http://dx.doi.org/10.1590/S0034-759020160306

2 

Alemán, J. (2016). Horizontes neoliberales en la subjetividad. Buenos Aires, Argentina: Grama Ediciones.

J Alemán 2016Horizontes neoliberales en la subjetividadBuenos Aires, ArgentinaGrama Ediciones

3 

Binkley, S. (2011). Psychological life as enterprise: social practice and the government of neo-liberal interiority. History of the Human Sciences, 24(3), 83-102. https://doi.org/10.1177/0952695111412877

S Binkley 2011Psychological life as enterprise: social practice and the government of neo-liberal interiorityHistory of the Human Sciences24383102 https://doi.org/10.1177/0952695111412877

4 

Boltanski, L., & Chiapello, È. (2002). El nuevo espíritu del capitalismo. Madrid, España: Ediciones Akal.

L. Boltanski È. Chiapello 2002El nuevo espíritu del capitalismoMadrid, EspañaEdiciones Akal

5 

Brereton, M., & Temple, M. (1999). The new public service ethos: An ethical environment for governance. Public Administration, 77(3), 455-474. https://doi.org/10.1111/1467-9299.00163

M. Brereton M. Temple 1999The new public service ethos: An ethical environment for governancePublic Administration773455474 https://doi.org/10.1111/1467-9299.00163

6 

Burchell, G. (1993). Liberal government and techniques of the self. Economy and Society, 22(3), 267-282. http://dx.doi.org/10.1080/03085149300000018

G Burchell 1993Liberal government and techniques of the selfEconomy and Society223267282 http://dx.doi.org/10.1080/03085149300000018

7 

Cahill, D. (2014). The end of laissez-faire? On the durability of embedded neoliberalism. Cheltenham, UK: Edward Elgar.

D Cahill 2014The end of laissez-faire? On the durability of embedded neoliberalismCheltenham, UKEdward Elgar

8 

Cederström, C., & Spicer, J. (2014). Discourse of the real kind: A post-foundational approach to organization discourse analysis. Organization, 21(2), 178-205. https://doi.org/10.1177/1350508412473864

C. Cederström J. Spicer 2014Discourse of the real kind: A post-foundational approach to organization discourse analysisOrganization212178205 https://doi.org/10.1177/1350508412473864

9 

Driver, M. (2017). Never social and entrepreneurial enough? Exploring the identity work of social entrepreneurs from a psychoanalytic perspective. Organization, 24(6), 715-736. https://doi.org/10.1177/1350508416665474

M Driver 2017Never social and entrepreneurial enough? Exploring the identity work of social entrepreneurs from a psychoanalytic perspectiveOrganization246715736 https://doi.org/10.1177/1350508416665474

10 

Du Gay, P. (1996). Consumption and identity at work. London, UK: Sage.

P Du Gay 1996Consumption and identity at workLondon, UKSage

11 

Fardella, C., & Sisto, V. (2013). El despliegue de nuevas formas de control en la profesión docente. Estudios de Biopolítica, 7, 133-146.

C. Fardella V. Sisto 2013El despliegue de nuevas formas de control en la profesión docenteEstudios de Biopolítica7133146

12 

Fardella, C., Sisto, V., Morales, K., Rivera, G., & Soto, R. (2016). Identidades laborales y ética del trabajo público en tiempos de rendición de cuentas. Psykhe, 25(2), 1-11. http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.25.2.789

C. Fardella V. Sisto K. Morales G. Rivera R. Soto 2016Identidades laborales y ética del trabajo público en tiempos de rendición de cuentasPsykhe252111 http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.25.2.789

13 

Flew, T. (2014). Six theories of neoliberalism. Thesis Eleven, 122(1), 49-71. https://doi.org/10.1177/0725513614535965

T Flew 2014Six theories of neoliberalismThesis Eleven12214971 https://doi.org/10.1177/0725513614535965

14 

Foucault, M. (2016). Nacimiento de la biopolítica: Curso en el Collège de France (1978-1979). Buenos Aires, Argentina: Fondo de Cultura Económica.

M Foucault 2016Nacimiento de la biopolítica: Curso en el Collège de France (1978-1979)Buenos Aires, ArgentinaFondo de Cultura Económica

15 

Freud, S. (2013). El «yo» y el «ello». En Obras completas : volumen 19 (pp. 2701-2728). Buenos Aires, Argentina: Siglo Veintiuno Editores.

S Freud 2013El «yo» y el «ello»Obras completas1927012728Buenos Aires, ArgentinaSiglo Veintiuno Editores

16 

Grugel, J., & Riggirozzi, P. (2012). Post-neoliberalism in Latin America: Rebuilding and reclaiming the state after crisis. Development and Change, 43(1), 1-21. https://doi.org/10.1111/j.1467-7660.2011.01746.x

J. Grugel P. Riggirozzi 2012Post-neoliberalism in Latin America: Rebuilding and reclaiming the state after crisisDevelopment and Change431121 https://doi.org/10.1111/j.1467-7660.2011.01746.x

17 

Harvey, D. (2013). Breve historia del neoliberalismo. Madrid, España: Akal.

D Harvey 2013Breve historia del neoliberalismoMadrid, EspañaAkal

18 

Hoedemaekers, C. (2010). ‘Not even semblance’: Exploring the interruption of identification with Lacan. Organization, 17(3), 379-393. https://doi.org/10.1177/1350508410363122

C Hoedemaekers 2010‘Not even semblance’: Exploring the interruption of identification with LacanOrganization173379393 https://doi.org/10.1177/1350508410363122

19 

Lacan, J. (2009a). El estadio del espejo como formador de la función del yo [je] tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica. En Escritos 1 (pp. 99-105). México D.F., México: Siglo Veintiuno.

J Lacan 2009El estadio del espejo como formador de la función del yo [je] tal como se nos revela en la experiencia psicoanalíticaEscritos199105México D.F., MéxicoSiglo Veintiuno

20 

Lacan, J. (2009b). La ciencia y la verdad. En Escritos 2 (pp. 813-834). México D.F.: Siglo Veintiuno.

J Lacan 2009La ciencia y la verdadEscritos2813834México D.F.Siglo Veintiuno

21 

Lacan, J. (2009c). Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano. En: Escritos 2 (pp. 755-787). México D. F.: Siglo Veintiuno.

J Lacan 2009Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudianoEscritos2755787México D. F.Siglo Veintiuno

22 

Lacan, J. (2015). El Seminario 11: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. Buenos Aires, Argentina: Paidós.

J Lacan 2015El Seminario 11: Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisisBuenos Aires, ArgentinaPaidós

23 

Lapping, C. (2011). Psychoanalysis in social research. Shifting theories and reframing concepts. London, UK: Routledge.

C Lapping 2011Psychoanalysis in social research. Shifting theories and reframing conceptsLondon, UKRoutledge

24 

Larraín, J. (2014). Identidad chilena. Santiago, Chile: LOM Ediciones.

J Larraín 2014Identidad chilenaSantiago, ChileLOM Ediciones

25 

Laval, C., & Dardot, P. (2013). La nueva razón del mundo. Barcelona, España: Gedisa.

C. Laval P. Dardot 2013La nueva razón del mundoBarcelona, EspañaGedisa

26 

Macdonald, L., & Ruckert, A. (2009). Post-neoliberalism in the Americas. Basingstoke, UK: Palgrave Macmillan.

L. Macdonald A. Ruckert 2009Post-neoliberalism in the AmericasBasingstoke, UKPalgrave Macmillan

27 

Marttila, T. (2015). Post-foundational discourse analysis. From political difference to empirical research. London, UK: Palgrave Macmillan.

T Marttila 2015Post-foundational discourse analysis. From political difference to empirical researchLondon, UKPalgrave Macmillan

28 

Mirowski, P., & Plehwe, D. (2009). The road from Mont Pèlerin. The making of the neoliberal thought collective. Cambridge, MA: Harvard University Press.

P. Mirowski D. Plehwe 2009The road from Mont Pèlerin. The making of the neoliberal thought collectiveCambridge, MAHarvard University Press

29 

Muñoz, O. (2007). El modelo económico de la Concertación 1990-2005: ¿Reformas o cambio? Santiago, Chile: Catalonia.

O Muñoz 2007El modelo económico de la Concertación 1990-2005: ¿Reformas o cambio?Santiago, ChileCatalonia

30 

Navarrete, R. (2010). Gobernabilidad neoliberal y movimientos indígenas en América Latina. Polis Revista de la Universidad Bolivariana, 9(27), 481-500. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-65682010000300022

R Navarrete 2010Gobernabilidad neoliberal y movimientos indígenas en América LatinaPolis Revista de la Universidad Bolivariana927481500 http://dx.doi.org/10.4067/S0718-65682010000300022

31 

Oliveira, T., & da Costa, J. (2014). Gaining or losing? Projective identification, professional identities and New Public Management. In: C. Machado, & J. Davim, (Eds.), Work organization and human resource management (pp. 135-152). Cham, Switzerland: Springer.

T. Oliveira J. da Costa 2014Gaining or losing? Projective identification, professional identities and New Public Management C. Machado J. Davim Work organization and human resource management135152Cham, SwitzerlandSpringer

32 

Pulido-Martínez, H. (2012). La investigación sobre la identidad en, para y por el trabajo en América Latina, como ejercicio crítico acerca del mundo laboral. Psykhe, 21(2), 77-85. http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.21.2.546

H Pulido-Martínez 2012La investigación sobre la identidad en, para y por el trabajo en América Latina, como ejercicio crítico acerca del mundo laboralPsykhe2127785 http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.21.2.546

33 

Reissner, S. (2017). ‘We are this hybrid’: Members’ search for organizational identity in an institutionalized public-private partnership. Public Administration, 0, 1-16. https://doi.org/10.1111/padm.12333

S Reissner 2017We are this hybrid’: Members’ search for organizational identity in an institutionalized public-private partnershipPublic Administration0116 https://doi.org/10.1111/padm.12333

34 

Rhodes, C., & Milani, P. (2010). The post-bureaucratic parasite: Contrasting narratives of organizational change in local government. Management Learning, 42(3), 241-260. https://doi.org/10.1177/1350507610385765

C. Rhodes P. Milani 2010The post-bureaucratic parasite: Contrasting narratives of organizational change in local governmentManagement Learning423241260 https://doi.org/10.1177/1350507610385765

35 

Rondeaux, G. (2006) Modernizing public administration: the impact on organisational identities. International Journal of Public Sector Management, 19(6), 569-584. https://doi.org/10.1108/09513550610686636

G Rondeaux 2006Modernizing public administration: the impact on organisational identitiesInternational Journal of Public Sector Management196569584 https://doi.org/10.1108/09513550610686636

36 

Rose, N. (1999). Powers of freedom: Reframing political thought. Cambridge, UK: Cambridge University Press.

N Rose 1999Powers of freedom: Reframing political thoughtCambridge, UKCambridge University Press

37 

Silva, P. (2010). En el nombre de la razón: tecnócratas y política en Chile. Santiago, Chile: Ediciones Universidad Diego Portales.

P Silva 2010En el nombre de la razón: tecnócratas y política en ChileSantiago, ChileEdiciones Universidad Diego Portales

38 

Soto, A. (2012). Sección especial: La construcción de identidades en el trabajo en América Latina. Psykhe, 21(2), 3-7. http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.21.2.537

A Soto 2012Sección especial: La construcción de identidades en el trabajo en América LatinaPsykhe21237 http://dx.doi.org/10.7764/psykhe.21.2.537

39 

Soto, A. (2015). Escenarios del trabajo, una aproximación a la heterogeneidad del trabajo contemporáneo en América Latina. Revista de Estudios Sociales, 51, 198-212. http://dx.doi.org/10.7440/res51.2015.15

A Soto 2015Escenarios del trabajo, una aproximación a la heterogeneidad del trabajo contemporáneo en América LatinaRevista de Estudios Sociales51198212 http://dx.doi.org/10.7440/res51.2015.15

40 

Springer, S. (2015). Postneoliberalism? Review of Radical Political Economics, 47(1), 5-17. https://doi.org/10.1177/0486613413518724

S Springer 2015Postneoliberalism?Review of Radical Political Economics471517 https://doi.org/10.1177/0486613413518724

41 

Stavrakakis, Y. (2008). Subjectivity and the organized Other: between symbolic authority and fantasmatic enjoyment. Organization Studies, 29(7), 1037-1059. https://doi.org/10.1177/0170840608094848

Y Stavrakakis 2008Subjectivity and the organized Other: between symbolic authority and fantasmatic enjoymentOrganization Studies29710371059 https://doi.org/10.1177/0170840608094848

42 

Stecher, A. (2015). La empresa flexible como dispositivo de gobierno. Aportes de la Analítica de la Gubernamentalidad al estudio de las subjetividades laborales en América Latina. Universitas Psychologica, 14(5), 1779-1794. http://dx.doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-5.efdg

A Stecher 2015La empresa flexible como dispositivo de gobierno. Aportes de la Analítica de la Gubernamentalidad al estudio de las subjetividades laborales en América LatinaUniversitas Psychologica14517791794 http://dx.doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-5.efdg

43 

Thomas, R., & Davies, A. (2005). Theorizing the micro-politics of resistance: New Public Management and managerial identities in the UK public services. Organization Studies, 26(5), 683-706. https://doi.org/10.1177/0170840605051821

R. Thomas A. Davies 2005Theorizing the micro-politics of resistance: New Public Management and managerial identities in the UK public servicesOrganization Studies265683706 https://doi.org/10.1177/0170840605051821

44 

Vighi, F., & Feldner, H. (2007). Ideology critique or discourse analysis? Žižek against Foucault. European Journal of Political Theory, 6(2), 141-159. https://doi.org/10.1177/1474885107074347

F. Vighi H. Feldner 2007Ideology critique or discourse analysis? Žižek against FoucaultEuropean Journal of Political Theory62141159 https://doi.org/10.1177/1474885107074347

45 

Žižek, S. (2011). El espinoso sujeto: el centro ausente de la ontología política. Buenos Aires, Argentina: Paidós .

S Žižek 2011El espinoso sujeto: el centro ausente de la ontología políticaBuenos Aires, ArgentinaPaidós

Financiamiento

1 Financial disclosure CONICYT-PFCHA/Magíster Nacional/2016-Folio 22162416.

Nota

2 Gallo, en el contexto chileno, es un término coloquial sinónimo de tipo o persona.

Nota

3 Ponchera, en el contexto chileno, es un término coloquial sinónimo de barriga o panza.

Nota

4 Calugas, en el contexto chileno, es un término coloquial que refiere a los músculos abdominales que resultan visibles debido al ejercicio.

Nota

5 Cachai, en el contexto chileno, es un término coloquial utilizado para marcar un punto o continuar una conversación, equivalente a “¿me sigues?”.

Nota

6 Hueá, en el contexto chileno, es un improperio común para referirse a una cosa o acción.